Hotel Viñas Queirolo, en Ica, un destino adaptado al nuevo escenario en hostelería.

10 protocolos a tener en cuenta durante tu estadía en un hotel

El hotel Viñas Queirolo está funcionando actualmente con el 50% de aforo en habitaciones. El personal se ha capacitado para implementar todas las medidas de seguridad, lo cual implica un aumento tanto del trabajo como de la supervisión de estos protocolos. “Es mucho más estricto todo. Cada vez que se va un huésped, alguien tiene que ir a desinfectar la poltrona donde estuvo en la piscina, por ejemplo. Así debe hacerse con todo”, continúa la gerenta.

Toma de temperatura, distanciamiento social en todas las áreas, uso de mascarilla, desinfección y una política de no contacto son los pilares de la operación. ¿Qué otras medidas se están llevando a cabo? Las detallamos a continuación.

  • La toma de temperatura no solo se realiza al ingreso de la propiedad, sino también al entrar a algunas áreas del hotel. “Ahora lo estamos haciendo al ingreso del restaurante a la hora del desayuno”, sostiene Angela Targarona. Esto se debe a que las estadías promedio se han prolongado: de dos noches han crecido a cuatro o cinco. Al ser estadías más largas, se debe reforzar la seguridad.
  • Tanto al llegar (entre la entrada principal del Viñas Queirolo y la recepción hay que recorrer un trecho en auto) como al estacionar en la recepción, personal capacitado del hotel rocía el auto y el equipaje con una solución a base de alcohol, que no es dañina.
  • La mascarilla es indispensable en todas las áreas públicas. Solo en los restaurantes los comensales se las quitan para comer. Todas las mesas deben guardar los dos metros correspondientes de separación.
  • En las piscinas también hay protocolos específicos. Ya que es difícil que los huéspedes mantengan puesta la mascarilla al momento de tomar sol y -principalmente- nadar, se ha dispuesto agrupar las poltronas de a dos, y separar cada bloque con más de dos metros de distancia. “Los fines de semana, cuando tenemos más reservas, recurrimos al jardín detrás de la piscina, que ahora también nos sirve como área para colocar estas poltronas”, continúa Targarona. La atención de alimentos y bebidas no se ha prohibido en esta zona, pero se respeta el distanciamiento social.
  • ¿Qué pasa dentro de las piscinas? “Decidimos buscar algunas referencias de lo que están haciendo otros hoteles en el mundo”, sostiene la gerenta. “Así, hemos implementado un protocolo con separadores (como las piscinas olímpicas o de natación) para que cada huésped pueda nadar en espacios separados”, explica.
  • Ni gimnasios, ni bares, ni juegos para niños, ni espacios especiales, reducidos y/o cerrados como jacuzzis o spas pueden funcionar. El aforo sería muy pequeño.
  • Dentro de las habitaciones se han tomado otras medidas. Para empezar, se han sacado todos los adornos: cojines, papelería, flores. Queda solo esencial. Las toallas de piscina vienen envueltas en una bolsa de celofán, y lo mismo va por el control remoto.
  • Cuando se realiza la limpieza o housekeeping se desinfectan incluso interruptores o manijas de puertas y ventanas. “También colocamos un cartelito en la puerta de la habitación en caso el huésped no quiera el servicio diario de limpieza. Si es así, le dejamos un kit de reposición afuera, y nadie más entra al cuarto durante su estadía”, continúa Targarona.
  • Actualmente, como ocurre en la mayoría de hoteles, solo se trabaja con reservas. Esto quiere decir que en el hotel únicamente hay huéspedes y no walk ins, o “pasantes”: clientes que solo iban a pasar el día en el hotel, piscina o restaurante.
  • Los restaurantes manejan carta QR. En caso el huésped no pueda acceder a ella, se le entrega una carta impresa que luego se descarta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba